blog

Categoría: empresa

Si quieres saber en qué consiste, sus etapas y sus posibles soluciones sigue leyendo...

El despido interior está definido como la renuncia a poner ilusión en el trabajo, es la pérdida de compromiso que sufre un miembro de una organización como resultado final de un largo y complejo proceso de vivencias negativas en el trabajo.

Este término fue utilizado por primera vez por el psicólogo alemán Herbert Freudenberger para describir un estado psicológico de agotamiento relacionado con el ámbito del trabajo.

El trabajador que sufre este agotamiento psicológico se distancia de sus funciones sin llamar la atención, pasando inadvertido sin generar conflictos. Se trata de una huída hacia el interior de uno mismo y es el causante del denominado absentismo presencial en un primer momento y de bajas laborales por depresión y otras complicaciones de salud en su estado más avanzado.

El proceso de despido interior es muy sutil y actúa de manera silenciosa, se evitan las decisiones, se centran en rutinas diarias y aparece resignación, distancia, individualismo… Se funciona en piloto automático sin implicación mental ni emocional.

Las personas que sufren el despido interior son personas con gran ilusión y un alto nivel de autoexigencia, son personas muy comprometidas a las que les importó mucho su organización y el ser capaces de aportar a esta.

El proceso de despido interior tiene unas fases: entrega – compromiso – participación – retirada – resignación.

El paso de la fase "estar entregado en cuerpo y alma al trabajo" a estar comprometido se produce como consecuencia de un conflicto no resuelto en el que la organización no aprecia ni valora el valor añadido del trabajador lo que provoca una acumulación de malestar.

En la etapa de participación se abandona la proactividad y se deja de “tirar del carro”

Posteriormente la fase denominada retirada es la que causa una fuerte sensación de víctima que provoca una rebeldía pasiva, se espera que ocurra algo externo que provoque una mejora de la situación. El último escalón del despido interior es la resignación, la persona ya se ha rendido, es un punto sin retorno, ni hay lucha ni se visualizan salidas. La zona de confort es un infierno pero salir fuera de ella provoca pánico.

Cuáles son las causas del despido interior ?

Hay causas internas como la falta de realización, la falta de reconocimiento y la falta de sentimiento de contribución.

Hay causas externas políticas del miedo, la desconfianza del entorno organizacional, mala gestión de las personas, desajustes puesto-talento y en general liderazgos inadecuados y falta de apoyo al talento de los miembros de la organización.

Además de las causas citadas el proceso del despido interior recorre una serie de pasos como por ejemplo: el abandono de los sueños personales, la renuncia a los valores y principios, el desequilibrio de la vida personal a favor de la profesional, las creencias limitantes se apoderan del trabajador y lo mantienen dentro de la zona de confort.

De hecho dentro de esta zona de confort el trabajador percibe unas falsas señales de estabilidad y seguridad:

  • Percibe un espacio de descanso temporal (ya no hay batallas pendientes)

  • Nota un cierto descanso a nivel emocional (ya no hay expectativas)

  • Encuentra placeres inmediatos (distracciones puntuales)

  • Lo califico como una situación temporal (llegará una solución mágica)

  • La seguridad de estar quieto para los cambios no afecten (invisibilidad)

  • Convicción de que habrá una evolución favorable en el fututo

Todas las percepciones ya enumeradas sumadas a las creencias limitantes respecto a cambiar de trabajo que se convierten en barreras infranqueables como por ejemplo “tengo cargas familiares que no me permiten arriesgarme”, “no es el momento adecuado hay crisis, inestabilidad económica etc” o “si no fuese joven ó viejo ó mujer etc”

El despido interior tiene consecuencias sobre la salud física ya que fomenta adicciones (juego, compras, alcohol, drogas, medicación, internet…) alteraciones del sueño y riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La salud mental también se ve afectada por estrés, depresión y síndrome del quemado o burnout definido como un agotamiento físico y mental de larga duración…

En Japón los lunes de 6 a 9 de la mañana se produce un pico de casos de ataques cardiacos, se denomina “karoshi” a la muerte imprevista por exceso de trabajo. En total se producen más de 10.000 casos al año de suicidio o muerte súbita relacionados con el trabajo.

Habitualmente las personas que están viviendo un proceso de despido interior acuden a soluciones poco efectivas como por ejemplo volcar su frustración planeando eventos como bodas, viajes, mudanzas, tomando decisiones como tener hijos o viviendo sus hobbies al máximo.

Para revertir las situaciones de despido interior no hay soluciones inmediatas, la salida del despido interior pasa por un proceso de transformación personal que incluya nuevos paradigmas como estos que Lotfi El-Ghandouri nos propone a continuación:

  • Soy mis sueños, busco la pasión y una visión para dotar mi vida de una brújula.

  • Tengo una razón para existir que se materializa en mi misión.

  • Me responsabilizo de mi vida, saco mi fuerza interior y me hago protagonista dejando de ser víctima.

  • Busco mi fuerza de voluntad y mi disciplina centrándome en mis metas.

  • Soy una fuente inagotable de energía si me cuido a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

  • Descubro mi zona de confort y la supero.

  • Reivindico mi derecho a poder elegir.

  • Gestiono mi propia marca personal para mi carrera profesional, diversifico y me proyecto.

  • Desarrollo mi resilencia para combatir el estrés y la ansiedad con mucha serenidad.

  • Pongo en valor mis logros del pasado.

  • Gestiono el duelo de lo que pudo haber sido mi empresa, mi profesión, mi carrera, mi ascenso.

Si te has visto reflejado o reflejada te recomiendo la lectura del libro “El despido interior: cuando nuestra infelicidad laboral nos lleva a convertir nuestro trabajo en una prisión” de Lotfi El-Ghandouri del año 2007 publicado por Alienta Editorial. Este libro nos da claves para combatir este estado psicológico y “caminar hacia un despertar interior” para recuperar la ilusión.

También puede ayudar en estos casos el apoyo de un Coach Ejecutivo que nos acompañe en el proceso de vuelta y si tiene experiencia por haberlo vivido en primera persona mucho mejor...

Deja tu comentario

captcha